Inicio / POLITICA / AUTE realizará vigilia contra eliminación de vacantes y recortes en UTE

AUTE realizará vigilia contra eliminación de vacantes y recortes en UTE

ute

La vigilia incluirá diversas actividades en la carpa con la realización de talleres, charlas y proyección de cine, con abordajes de temas presupuestales, salariales, género y equidad, entre otros.

Asimismo, AUTE realizará “desembarcos” en todo los rincones del país, con la intención de informar sobre sus reclamos.

El sindicato pretende lograr abrir una mesa de diálogo y trabajo con el Ministerio de Economía y Finanzas y la Oficina de Planeamiento y Presupuesto, por fuera de los criterios generales, para discutir en forma bilateral las necesidades de personal, la realidad económica y de país y en base a ello realizar un plan.

Si no obtienen respuestas y el gobierno continúa con su “plan de recortes” no descartan profundizar las medidas gremiales.

El presidente de AUTE, Gabriel Soto, dijo a LARED21 que pretenden explicar a la población el alcance de la medida del Ejecutivo “porque cuando comience a haber cortes de energía eléctrica o se demore más para atender los reclamos de los clientes, nadie podrá enojarse con los trabajadores, porque hay una decisión política del gobierno de dejar a la UTE de rodillas”.

Dijo que el recorte de inversiones no es tan grande, sí lo es el recorte de 130 millones de dólares en funcionamiento, y reclaman que ello no sea en las condiciones de trabajo. Pero remarcó que el grueso del problema es la supresión de vacantes, que son los técnicos que están diseñando las mejoras al sistema, quienes atienden en las oficinas comerciales y las cuadrillas, es decir todo el personal que está vinculado a la prestación del servicio.

El papel de UTE

Soto elaboró un pormenorizado informe a través del cual alerta que aumentarán las tarifas de UTE, se eliminarán las vacantes, habrá recorte de las inversiones y en los gastos de funcionamiento. Advierte, asimismo, que el presupuesto de UTE prevé que entre 2020 y 2021 se achiquen más de 250 millones de dólares.

“Sin duda estos recortes junto a la Ley de Urgente Consideración terminarán por liquidar a UTE”, remarcó el dirigente gremial.

“Días pasados fueron definidos los presupuestos 2020 y 2021 de UTE conjuntamente con el plan quinquenal 2020-2024, teniendo oportunidad el sindicato de estudiarlos a fondo debido a que inmediatamente se nos remitió toda la información”, reconoció.

Admite también que la realidad nacional y mundial “determina muchísimos condicionamientos para definir los presupuestos públicos”.

“Pero seríamos muy irresponsables si no hiciéramos el esfuerzo por advertir las gravísimas consecuencias y perjuicios que estas definiciones traerán sobre UTE, sobre el servicio público de energía eléctrica y sobre el país”, expresó.

El papel de UTE

Soto asegura en su informe que las empresas públicas “son una de las principales herramientas que tiene el estado uruguayo, no solamente por su aporte económico a Rentas Generales, sino por su capacidad de generar infraestructura y empleo mientras garantizan el acceso a servicios públicos fundamentales para el país”.

“Todo lo que se haga o deje de hacer en UTE impacta en el conjunto del pueblo. Sólo en el plano de las inversiones, debemos remarcar que en los últimos diez años la inversión de UTE han representado un 20% de toda la inversión del sector público y un 45% de la inversión de todas las empresas públicas. Eso inclusive en el marco de un enorme plan de recortes que se aplicó desde 2015”, indica en su informe.

Señala que UTE maneja presupuestos importantes para el Uruguay. “El presupuesto del año 2019 fue de 85.456.257.267 de pesos (unos 2.000 millones de dólares)”.

Mientras que para 2020 se presupuestó “79.648.563.185 de pesos y para el año 202, unos 74.832.208.719 de pesos».

Lo que se pretende reducir es del entorno de los 250 millones de dólares, advierte.

Recorte de inversiones

Por otro lado, indica que en el período van a caer las inversiones, quizás no tanto como se había definido desde OPP en los instructivos (15%), pero van a tener una caída. Se proyecta un presupuesto de inversiones de 1.096 millones de dólares.

“A priori, parecería que el recorte no es tan importante, pero tenemos que entender que ya venimos con un recorte encima: al inicio del quinquenio anterior se proyectaron 2.300 millones, los recortes determinaron que se presupuesten 1.366 millones, y lo que efectivamente se terminó ejecutando fue 1.190 millones de dólares, es decir que es un recorte sobre el monto que profundiza el atraso de inversiones”, expresa Soto en su informe.

A su vez “están las inversiones determinadas por el acuerdo con UPM que se llevarán parte muy importante del presupuesto. Todo esto determina que se postergará el necesario nivel de actualización de la red, ya que el atraso sumado a la falta de personal (sólo a modo de ejemplo) ha determinado que los indicadores de calidad del servicio en Montevideo hayan venido dando por debajo de los valores mínimos, esto es sólo una muestra de un problema estructural que no se atenderá en el quinquenio”.

Menor aporte a Rentas Generales

Otros de los aspectos a los que hace mención, se refiere a la posibilidad de destinar recursos a Rentas Generales.

“Transferir recursos es una fuente muy importante de financiamiento del Estado, el problema está en cuando esas transferencias debilitan excesivamente el funcionamiento de las empresas públicas y se afectan los servicios”, indica.

Resalta que “UTE ha sido una de las empresas públicas que más ha aportado recursos a Rentas Generales, directamente a través de los resultados, pero también a través del enorme volumen de impuestos específicos y generales”.

El nivel de carga impositiva llega, inclusive, a que “se la trata diametralmente diferente que a capitales privados, esto significa que inversiones privadas son declaradas ‘de interés nacional’ y, por lo tanto, se les exoneran todos los impuestos, mientras que UTE paga absolutamente todos los impuestos por la misma inversión ya que no se la declara de interés nacional”.

Soto asegura que el presupuesto aprobado por el directorio de UTE “tiene recortes tan críticos que resulta imposible visualizar un funcionamiento coherente del ente de aquí en más”.

“Achica en todo, actuando de forma inversa a lo que debería ser la atención de los principales problemas”, advierte.

Añade que  en medio de la emergencia sanitaria “proyectan una reducción de 750 millones de dólares del aporte de UTE a Rentas Generales. Entre el 2015 y el 2019 se transfirieron efectivamente a Rentas Generales 1168,8 millones de dólares (muchos de esos recursos salieron del resultado financiero de UTE pero muchos salieron de rebajar la calidad del servicio y recortar funcionamiento). Lo que se proyecta para este quinquenio es que se aporten 414 millones de dólares, y no es justamente porque los recortes sean menores ya que es totalmente al revés”.

Por otro lado, indica que el porcentaje de pérdidas es sobre un volumen mucho mayor de energía, “en el 2002 la energía del sistema era 7.630 GWh, mientras que en 2020 se proyecta que cierre 11053 GWh (un 44% más que en el 2002). Las pérdidas en 2002 eran de 1533,63 GWh, y para 2020 se esperan 2539,97 GWh, por lo tanto la energía que se consume ‘irregularmente’ sería un 65% mayor en 2020 que en 2002”.

Eliminación de vacantes

Por otro lado, Soto asegura que la eliminación de vacantes “es un desastre para UTE y fomenta la caída del empleo”.

La falta de personal en UTE es un “problema estructural” que viene acarreado de hace muchísimos años, pero que cada año que pasa se agrava mucho más.

La energía eléctrica va adquiriendo cada vez características de “determinante” para el desarrollo económico y social de nuestro país, y eso se traduce en una “expansión permanente del sistema eléctrico”.

“No solamente se resolvió no acompasar ese crecimiento y expansión, sino que se va a reducir la cantidad de trabajadores de UTE, el servicio se va a pique, las condiciones de trabajo van a empeorar, y en tiempos de desempleo UTE resuelve bajar su capacidad de dar empleo”, cuestiona.

En el año 2013, luego de varios años de estudio y discusiones, se definió que “la plantilla de UTE debería de ser 8.391 funcionarios para poder atender el servicio, en aquel momento la empresa contaba con 6.549 funcionarios que atendían un sistema muchísimo más pequeño que el actual”.

Con este escenario de expansión del sistema eléctrico, “sumándole que hay una plantilla que tiene al 30% de los funcionarios con edad para jubilarse en este período, haber resuelto la eliminación del 67% de las vacantes tiene por lo menos ribetes de irresponsabilidad”.

Si durante el quinquenio se mantiene la pauta de eliminar vacantes que se aplica en 2020 y 2021, “se llegará a una plantilla de alrededor de 4.900 funcionarios”.

Por ello, Soto asegura que “será imposible mantener el servicio si no ingresa todo el personal necesario”.

“Esto significará un servicio desastroso o privatizar. En definitiva, si se aplica lo que se resolvió se va a liquidar la UTE”, sentenció el dirigente de AUTE.

Compruebe también

Vázquez y Menéndez rechazaron en 2018 fallo de Tribunal que calificaba de ejemplo a Larcebeau

El capitán de fragata retirado Juan Carlos Larcebeau, de 74 años, fue sometido en octubre …

Todo lo que hay que saber para votar el próximo domingo 27

Foto: Corte Electoral/twitter. Las elecciones debieron efectuarse el pasado 10 de mayo, pero se postergaron …

Déjanos tu comentario