Inicio / NACIONALES / Llegó al Uruguay QAnon, el grupo conspirativo originado en EE.UU. que difunde fake news

Llegó al Uruguay QAnon, el grupo conspirativo originado en EE.UU. que difunde fake news

QAnon Uruguay comparte contenido que es marcado como fraudulento o falso por los sistemas de verificación de las redes sociales

QAnon es el movimiento conspirativo de moda. Nació en Estados Unidos en el seno del Partido Republicano y es alimentado por los grupos de extrema derecha y ultranacionalistas norteamericanos.
Su denuncias son dignas de una historia de ciencia ficción: Creen que existe un «Estado profundo» global que apoyan la pedofilia, quieren controlar las mentes de las personas y están en contra de Donald Trump.
La teoría comenzó con una publicación de octubre de 2017 por un anónimo en el foro 4chan que usaba el nombre Q; supuestamente era un individuo pero luego se empezó a considerar que, por las diferencias en la redacción, era más bien un grupo de personas. Aseguraban tener «información clasificada» sobre la administración Trump y sobre el llamado «nuevo orden mundial», que estaría guiado por personalidades como George Soros, Bill Gates y el Partido Republicano.
Algunos aseguran que habría que ir más atrás para rastrear los orígenes de QAnon: el 30 de octubre de 2016, una cuenta de Twitter de un supremacista blanco aseguró haber hallado e-mails en la computadora de Anthony Winer, quien era la mano derecha de Hillary Clinton, en los cuales supuestamente hablaba de la existencia de grupos de pedofilia pertenecientes al Partido Demócrata.
Este tuit derivó en el llamado «Pizzagate», ya que la cuenta de Twitter aseguraba que había una pizzería en Washington D.C. que fungía como centro de operaciones de la red de pederastia. Siguiendo estas fake news, Edgar Maddison Welch, de 28 años, abrió una lluvia de disparos con un rifle de asalto en el local de comidas.
A pesar de todo, lo cierto es que Trump le vino bien la aparición de este grupo y, según publicó The New York Times, «le desplegó la alfombra roja». El más conocido promotor de QAnon, Bill Mitchell, fue invitado a una exclusiva reunión con el mandatario en julio de 2019, junto con grupos ultraconservadores como Heritage Foundation y Turning Point USA.
La pandemia y el arribo a Uruguay
Si bien ya hace tres años que circulan por las redes sociales, ahora han sumado una nueva conspiración a su ya larga lista de teorías: aseguran que la pandemia no existe y que es todo un plan del «nuevo orden» para controlar a la población mundial. ¿Con qué fines? aún no lo saben, pero entienden que hay una intencionalidad.
Es en el punto más álgido de la pandemia cuando apareció en Facebook el grupo Qanon Uruguay, que ya tiene 115 miembros y que, como grupo cerrado, solamente permite el ingreso a publicar a los que están aceptados, pero el contenido ahí publicado se puede ver sin problemas.
El administrador y moderador es un hombre de iniciales A.J, pero uno de los usuarios más activos es G.P., quien publica tanto en el grupo como en su muro personal (de forma pública en ambos) decenas de artículos con informaciones poco o nada verificables y videos que inclusive Facebook le censura.
Las plataformas como Facebook y Twitter se han visto obligados a contratar a compañías de verificación externas para que revisen toda la información que se publica.
G.P. Publicó este martes un supuesto audio el cual, dice fue grabado «en forma secreta por una persona donde una doctora reconoce que (la pandemia) es todo mentira pero no tomó acción en contra de esto por miedo alguna represalia del sistema». El audio está colocado en un grupo de la aplicación de mensajería encriptada Telegram, usada por este tipo de grupos al considerarla más segura que WhastApp.

Dentro de los 115 miembros hay cuentas de todo tipo, incluso algunas escritas en árabe y que fueron creadas en países tan lejanos como Yemen.

Por ahora, en Uruguay no parecen tener demasiada fuerza, pero en otros países como en Alemania o Argentina han realizado manifestaciones contra las cuarentenas obligatorias. En otros países han estado atentando contra la salud pública convocando aglomeraciones sin distanciamiento social y sin mascarillas porque, claro, desde su perspectiva esas medidas son innecesarias porque creen que la pandemia no existe.
En Berlín, el domingo pasado las fuerzas del orden tuvieron que intervenir para disolver una marcha «antimascarillas», por el peligro que representaba a la salud pública, y que fue organizada por grupos de extrema derecha, neonazis y adscritos al movimiento QAnon quienes reniegan de las medidas sanitarias. En Buenos Aires se les ha visto reuniéndose en el Obelisco de la 9 de Julio con arengas contra el gobierno y las medidas de salud pública.
 

Compruebe también

Presidente de ARU: «La desigualdad de ingresos va a existir siempre y es justo que así sea»

Foto: Expo Prado 2020 El presidente de la Asociación Rural del Uruguay (ARU), Gabriel Capurro, realizó …

Javier García aportó a la justicia información sobre desaparecidos 

La información puede ser relevante para la ubicación de restos de desaparecidos en dictadura y …

Déjanos tu comentario